Bahía de Tela

No es fácil, trotando por el mundo, encontrarse con un lugar que tenga tanta belleza y atractivos naturales como aquellos con que cuenta la Bahía de Tela.

Muy famosa por sus cristalinas aguas, sus blancas playas caribeñas, y la lujuosa vegetación de los parque naturales que la rodean, ha estado despertando interés y cariño a sus visitantes por ser la cuna de la cultura Garifuna, etnia afro-caribeña particolarmente presente en este sector de la costa atlántica. Su gente, idioma, musica y bailes son facilmente apreciables en las varias y típicas aldeas que se ubican a pocos kilometros de la ciudad, como ser la de Rio Tinto, Miami, Tornabe, San Juan, La Ensenada y Triunfo de la Cruz.

Las reservas naturales de Punta Sal, Punto Izopo y el Jardín Botánico de Lancetilla están entre los más importantes parques nacionales del país, siendo Lancetilla, uno de los jardines botanicos más grandes en el mundo.
Tela fue originalmente la sede de la Tela Railroad Company, la dueña de a Chiquita Banana...  Aun hoy, la ciudad mantiene su atmosfera de ciudad bananera y su pasado se revive al observar muchos de los edificios de la epoca que junto al calor de sus habitantes y un clima envidiable, regalan a Tela un ambiente relajante, típicamente caribeño que encanta a todos sus visitantes.

Tela se encuentra muy bien localizada para conocer facilmente a casi todos los más importantes lugares turísticos del país: a solo una hora de carro encontranos La Ceiba, con su Parque Nacional Pico Bonito, la Reserva de Cuero y Salado y el Rio Cangrejal. En dirección opuesta pero siempre a una sola hora de viaje está San Pedro Sula con su aeropuerto internacional, su museo de Historia y el Mercado de Artesanias. ...y luego, siempre a muy pocas horas de camino: el Lago de Yojoa, el Parque Arqueologico Los Naranjos, la Catarata de Pulhapanzak y las Ruínas de Copán...